Archivo | junio, 2014

Perdón.

21 Jun

Perdón, no tengo nada nuevo que decir. Es más de lo mismo. Y no me gusta escribir sobre esto, pero entiendan.

Es junio y no me sale hablar de otra cosa, perdón. No puedo ver afuera del mundial, afuera de la pelota. “La gente necesita volver a creer” dijo Fantino, en un relato en que el que lo escuchó en directo, es un afortunado. (¿Por qué Fantino no está en la TV Pública con Vignolo y gambeta?). Bueno, todo no se puede. No le metimos 4, ni 3. Pero ganamos y con un golazo al último minuto, y necesito volver a creer.

No entraba, casi lo perdemos, no entraba, la sacó Romero, no llegabamos. Todavía me duele el pecho, no tienen idea lo que gritamos acá. Me sentía muy mal, pero mal en serio. No tienen idea de como me latía el corazón y como me explotaba el pecho cuándo respiraba. Tuve que cruzar a abrazar a mi vieja para que me calme. Y esto es el segundo partido y… contra Irán, pero no voy a escribir una crónica en cada partido, me parece una pelotudez. Pero perdón, hoy lo quiero hacer. Y no quiero hablar de si la defensa no estuvo bien parada o si nos salvó Romero. Dejemosle a los periodistas y al técnico eso, nosotros gritemos. Gritemos y creamos, por que si no creen en esa zurda, no sé en que van a creer. 6 puntos de 6. Mi euforia es excesiva para ser un segundo partido, perdón.

Y perdón, perdón en serio por no poder ver afuera de la cancha. Que si los reclamos en Brasil son verdaderos, que si la FIFA es un desastre o que si la defensa no para a nadie o que lo que mierda quieran no puedo verlo. Este mes no, este mes no. El mes que viene hablamos de todo eso. Gritemos los goles, que nos saquen una sonrisa que dure una semana. Y en esa semana de espera, yo me quedo admirando el fútbol mirando más partidos.

Perdón, tenía que escribir sobre esto.

Por Francisco Schkolnik @FranchoSk

Anuncios

El jugador del pueblo.

19 Jun

Imagen

No nació en una villa. No fue el deseo de Dios. No patea una pelota, no escribe grandes obras literarias, no es músico. Este jugador se formó en base a una televisión burda y con falta de estética. Con gran audacia y cintura supo liderar ratings en sus comienzos con escaso presupuesto y poca repercusión mediática.

Mi generación nació con los chistes de Yayo, los desnudos de Listorti y muchos “Gracias, Marcelo, gracias cabeza”. Lo pienso y me río boludamente, ¿Qué carajo hago escribiendo sobre Tinelli? Me resulta más divertido, es más polémico. Sigo.  Si bien no todo lo popular es sano, como tampoco lo es todo lo nacional, es innegable que a Marcelo Hugo el traje de ‘nacional y popular’ le calza bárbaro. Con Tinelli, y con el fútbol también por ejemplo, el código lingüístico se unifica : Desde el Chateau de Libertador hasta el más bajo de los barrios humildes el código que se maneja mientras está Tinelli en la pantalla es el mismo. 

Si bien las criticas que se le pueden hacer al contenido del programa son válidas y ciertas, el formato fue acoplándose a los tiempos que corren. El machismo y la denigración al sexo femenino ya no son la agenda del programa. Los escándalos, peleas sin sentido, mediatización y respeto a figuras artísticas que relucen en su programa son su plato principal.

Pasamos de lo berreta a lo importante: Tinelli empresario. Es tan innegable que Tinelli es el número 1 de la televisión como es innegable que es un empresario impecable y nacional. Destaco nacional. Para justificar esto, lo más fácil es decir que Ideas del Sur da trabajo a innumerable cantidad de personas, sin distinción. Ni titulo, ni estética visual, ni formación hacen falta para tener un sueldo ahí. Otro dos puntos importantes a destacar del mundo empresarial de Tinelli : La mayoría de la pauta publicitaria de Showmatch es sobre empresas nacionales, cine nacional, etc… y, el siguiente es que los artistas de Showmatch son en casi un 95% argentinos. Y sí es destacable. Susana Gimenez, otro referente televisivo argentino llenaba su pantalla con artistas internacionales, dándoles fama y publicitando sus shows acá. Tinelli hace lo mismo pero con lo nuestro. Orgulloso del producto de su suelo, JA. Otro hito de la carrera empresarial de Tinelli es la magnifica gestión en el club San Lorenzo de Almagro, sacandolo de una crisis deportiva y económica hasta llevarlo a campeón y hoy, semifinalista de la Copa Libertadores y no es dato menor. Los que apostamos a una buena administración del Futbol Para Todos lloramos su perdida.

Su rol en la política es la pieza final. Gran cuñado, el desfile de políticos de distintos sectores en el programa y sus discursos emotivos de cuándo en cuándo son claves en la política nacional. Desde la caída de De la Rúa en 2001, hasta el triunfo de De Narvaéz en el 2009 es imposible no mencionar a Tinelli entre esos hitos políticos. Si bien cada uno de estos ejemplos pasaron por distintas coyunturas, el nombre de Marcelo aparece en algún que otro análisis. Tinelli hace política, pero la política moderna, desde afuera y apoyandose en el ‘todos’,

Marcelo Hugo TInelli es popular. Es nacional. Es un líder carismático nacido en la pantalla chica. Es dominación carismática. Es el jugador del pueblo.

 

Por Francisco Schkolnik @FranchoSk